Los utensilios de peltre han existido en las cocinas mexicanas desde hace mucho tiempo, sin embargo en los últimos años ha resurgido su popularidad, tanto en restaurantes de alta cocina como en los hogares mexicanos. Seguramente has visto vajillas y cubiertos en color blanco con puntitos y orillas negras, o azules con puntitos blancos y orillas negras.

El peltre es una aleación compuesta por estaño, cobre, antimonio y plomo, que una vez fundido se forja al gusto. Después pasa por un baño de esmalte cerámico, que se conoce como peltre barnizado. Debido a su contenido de plomo, durante muchos años se pensó que era un material tóxico y perdió popularidad como utensilio de cocina. Hoy se sabe que existen tres tipos de peltre: fino, trilfe, lay o ley. Los dos primeros son los que se utilizan en utensilios de cocina por no contener, o tener muy bajas cantidades de plomo, inofensivas para el ser humano.

¿El peltre es mexicano?

Aunque es muy utilizado en nuestro país, su origen se remonta al siglo XVIII en Alemania. En ese entonces estaban en busca de un material para recubrir los utensilios de cocina que estaban hechos de cobre, ya que este metal dejaba un sabor metálico en los alimentos. Los alemanes desarrollaron un esmalte porcelanizado que era fácil de aplicar y lograba reducir el sabor del cobre. Con el paso del tiempo, el peltre llego a América y se volvió muy popular. Una de las primeras compañías en utilizar esta técnica en México fue Grupo Industrial Saltillo (GIS), con la marca Cinsa que lleva más de 85 años fabricando utensilios de acero vitrificado.

¿Por qué es bueno utilizar peltre en los utensilios de cocina?

Hoy se sabe que los utensilios de peltre son libres de tóxicos, y vuelven a resurgir dentro de las cocinas mexicanas y del mundo entero. Entre sus ventajas podemos resaltar que el acero es un muy buen conductor del calor, lo que ayuda a conservar el calor de los alimentos. Es un material bastante resistente y durable, además es fácil de limpiar y no se quema al colocarlo al fuego directo. Algo muy importante es que no altera el sabor ni las propiedades de los alimentos, y tiene un costo muy bajo. Pero debemos de tener cuidado cuando un utensilio de peltre de despostilla o se rompe, ya que los alimentos pueden entrar en contacto directo con el metal y contaminarse.

Peltre: para qué se usa, cómo se hace y cuáles son sus ventajas
 
 

 

Comparte esto: