La cobertura de chocolate tiene un elevado porcentaje de manteca de cacao. tiene la ventaja que se desliza muy suavemente y por eso resulta ideal para cubrir. Se puede encontrar con leche o sin leche y suele ser cara.

El chocolate negro es el más útil para cocinar ya que aporta un intenso sabor.

La calidad de un chocolate se ve en la etiqueta y hay que buscar un elevado contenido de cacao: los mejores son los que tienen a partir del 50%. Los que tienen más de 65% , puede ser que no le gusten a todo el mundo ya que su sabor es intenso y amargo. Trate de comparar el chocolate de mejor calidad que pueda permitirse porque la preparación ganará textura, sabor y atractivo visual. 

El chocolate con leche no es un buen sustituto en la mayoría de las recetas ya que resulta muy dulce y no tiene tanto sabor. Sin embargo, queda bien fundido. Procure que contenga por lo menos un 40% de cacao.

hablando, el chocolate blanco no es chocolate; pues contiene manteca de cacao, leche y azúcar. No se suele utilizar en repostería por su escaso sabor, pero sus consistencia cremosa lo hace adecuado para postres fríos y en un super aliado del chocolate negro.

Comparte esto: